NOVEDADES RESPECTO DEL IMPUESTO SOBRE LOS BIENES PERSONALES

Publicaciones VOLVER

NOVEDADES RESPECTO DEL IMPUESTO SOBRE LOS BIENES PERSONALES

 El 23 de diciembre de 2019, se publicó en el Boletín Oficial la ley Nº 27.541 denominada “Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública” (en adelante, la “Ley”), mediante la cual, en su Título IV, Capítulo V, se introdujeron modificaciones al impuesto sobre los bienes personales.

 Mediante el Decreto Reglamentario Nº 99/2019, publicado el 28 de diciembre de 2019, el Decreto Reglamentario Nº 116/2020, publicado el 30 de enero de 2020, la Resolución General Nº 4673/2020, publicada el 7 de febrero de 2020, y la Comunicación “A” Nº 6893, publicada en la misma fecha, se reglamentaron las modificaciones introducidas por la Ley a dicho impuesto.

 i.              Bienes situados en la República Argentina

 Con vigencia a partir del 23 de diciembre de 2019, el impuesto relativo a los bienes ubicados en el país se determinará en base a los siguientes parámetros:

Valor total de los bienes que exceda el mínimo no imponible

Pagarán

$

Más el %

Sobre el excedente de $

Más de $

a $

0

3.000.000 inclusive

0

0,50%

0

3.000.000

6.500.000 inclusive

15.000

0,75%

3.000.000

6.500.000

18.000.000 inclusive

41.250

1,00%

6.500.000

18.000.000

en adelante

156.250

1,25%

18.000.000

 

Las participaciones accionarias en sociedades argentinas se gravan a la tasa del 0,5%.

 ii.             Bienes situados en el exterior

 La Ley otorgó facultades al Poder Ejecutivo Nacional para fijar alícuotas diferenciales superiores hasta un 100% sobre la tasa máxima indicada en el cuadro anterior. Conforme el Decreto Nº 99/2019, el impuesto correspondiente a dichos bienes se determinará de la siguiente forma:

 

Valor total de los bienes del país y del exterior

El valor total de los bienes situados en el exterior que exceda el mínimo no imponible no computado contra los bienes del país pagarán el %

Más de $

a $

0

3.000.000, inclusive

0,70

3.000.000

6.500.000, inclusive

1,20

6.500.000

18.000.000, inclusive

1,80

18.000.000

En adelante

2,25

 

Quedan alcanzados por el impuesto los derechos inherentes al carácter de beneficiario, fideicomisario (o similar) de fideicomisos (trusts o similares) de cualquier tipo constituidos en el exterior o en fundaciones de interés privado.

 A fin de determinar el monto, el mínimo no imponible deberá ser computado, en primer término, respecto de los bienes situados en el país y en caso de existir remanente, podrá ser computado contra bienes situados en el exterior.

 iii.            Crédito fiscal por impuesto similar efectivamente abonado en el exterior

 Los contribuyentes podrán computar como pago a cuenta sumas efectivamente pagadas en el exterior por gravámenes similares cuya base imponible tenga en consideración el patrimonio o bienes en general. Dicho crédito solo será admisible hasta el incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de bienes situados permanentemente en el exterior.

 iv.           Modificación del criterio de domicilio

 El impuesto se regirá por el criterio de residencia fiscal - conforme se prevé en la ley del impuesto a las ganancias - y se deja sin efecto el criterio del domicilio.

 v.            Beneficio por repatriación de bienes

 En la medida en que se repatríe por lo menos un 5% del valor total de los bienes situados en el exterior, se devolverá la diferencia de impuesto resultante de aplicar la alícuota incrementada indicada anteriormente y aquella que corresponda para los bienes situados en el país. Es decir, se deberá ingresar el impuesto incrementado y, de cumplir con los requisitos, obtener luego su devolución.

Se aclara que la repatriación consistirá en el ingreso hasta el 31 de marzo de cada año, inclusive, de las tenencias en moneda extranjera en el exterior y los importes generados como resultado de la realización de los activos financieros pertenecientes a personas humanas y sucesiones indivisas. Asimismo, los fondos deberán permanecer depositados hasta el 31 de diciembre, inclusive, del año calendario en que se verifique la repatriación en entidades financieras argentinas.

El mecanismo para la repatriación fue reglamentado por la Comunicación “A” 6893. Las entidades financieras habilitarán cajas de ahorro únicamente con este fin, donde deberán ser acreditados los montos repatriados. Solamente serán admitidas transferencias del exterior cuyo originante y destinatario sea el titular de la cuenta y declarante de la repatriación, pudiendo realizarse en varios créditos. Se mantendrá la moneda extranjera en la que se efectivice.

Por otro lado, el Decreto Reglamentario Nº 116/2019 dispuso que el beneficio también será aplicable en el caso que dichos fondos repatriados sean afectados, en forma total o parcial para (i) su venta en el mercado único y libre de cambios, (ii) la adquisición de certificados de participación y/o títulos de deuda de fideicomisos y mantenga su participación hasta el 31 de diciembre, de inversión productiva que constituya el Banco de Inversión y Comercio Exterior, o (iii) afectarlos a adquisición de cuotapartes de fondos comunes de inversión que cumplan con los requisitos de la CNV y dicha participación se mantenga hasta el 31 de diciembre.

 vi.           Mecanismo de pago a cuenta o anticipo

Por medio de la Resolución General (AFIP) Nº 4673/2020, se estableció un mecanismo de pago a cuenta por los períodos fiscales 2019 y 2020, respecto de las personas físicas y sucesiones indivisas radicadas en el país que tengan bienes en el exterior sujetos al impuesto. Se tomará como base dichos bienes declarados en los períodos fiscales 2018 y 2019.

 El pago a cuenta será de un importe de:

 

Total de bienes sujetos al impuesto

El valor total de los bienes situados en el exterior que exceda el mínimo no imponible no computado contra los bienes del país pagarán el %

Más de $

a $

0

3.000.000, inclusive

0,10

3.000.000

6.500.000, inclusive

0,22

6.500.000

18.000.000, inclusive

0,40

18.000.000

En adelante

0,50

 

Los importes a abonar serán acreditados en el sistema “Cuentas Tributarias”. El pago deberá efectuarse a través de la “Billetera Electrónica AFIP” o por transferencia electrónica de fondos. Deberá cancelarse, respecto del período 2019, entre el 4 de marzo del 2020 y el 1 de abril de dicho año, y respecto del período fiscal 2020, entre el 1 de febrero de 2021 hasta el 5 de abril de dicho año.

El pago a cuenta tendrá carácter de impuesto ingresado y será computado en la declaración jurada de los períodos fiscales 2019 o 2020 según corresponda.

En el caso que los contribuyentes soliciten la eximición del pago a cuenta, por haber ejercido la opción de repatriación o no contar con fondos en el exterior, deberán realizarlo a través del sitio web, en la transacción informática “Eximición de Pago a Cuenta”. Para el período fiscal 2019, podrá solicitarse entre el 4 de marzo y el 1 de abril de 2020, y para el período fiscal 2020, a partir del 1 de febrero hasta el 5 de abril de 2021.