Derecho de la tecnología - Modificación del Régimen de la Ley de Economía del Conocimiento

Noticia VOLVER

DERECHO DE LA TECNOLOGÍA

Modificación del Régimen de la Ley de Economía del Conocimiento

El 26 de octubre de 2020 fue publicada en el Boletín Oficial la Ley Nº 27.570, mediante la cual se modificó parcialmente la Ley N° 27.506 del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento sobre la cual informamos sus características en nuestro correo del 10 de junio de 2019 (ver aquí).

Entre las modificaciones más relevantes destacamos las siguientes:

1. Actividades promovidas: servicios profesionales de exportación limitados a servicios jurídicos, contables, gerenciales, de relaciones públicas, auditoría, cumplimiento normativo, asesoramiento impositivo y legal, traducción e interpretación, gestión de recursos humanos, publicidad y diseño, arquitectónicos y de ingeniería.

2. Sujetos alcanzados: personas jurídicas constituidas en Argentina o aquellas que se encuentren autorizadas a actuar en su territorio y que cuenten con certificado de libre deuda correspondiente a sus obligaciones fiscales, laborales, gremiales y previsionales.

3. Requisitos: el 70% de la facturación total del último año de la persona jurídica se genere a partir de las actividades promovidas. En caso que la persona jurídica aún no contara con facturación en dichas actividades podrá solicitar su inscripción acreditando fehacientemente el desarrollo de las mismas.
Adicionalmente, deberán cumplir al menos dos de los siguientes requisitos:

(i) mejoras continuas en la calidad de los servicios, productos o procesos mediante una norma de calidad reconocida;

(ii) acreditar inversiones en:

(a) capacitación de empleados en temáticas relacionadas con economía del conocimiento en: 1% para las micro empresas, 2% para las pequeñas y medianas empresas y 5% para las grandes empresas, siempre considerando la masa salarial total. Se podrán computar por el doble de su valor en ciertos casos,

(b) actividades de investigación y desarrollo de las actividades promovidas que incluyan novedad, originalidad y/o creatividad en los siguientes porcentajes: 1% para las micro empresas, 2% para las pequeñas y medianas empresas y 3% para las grandes empresas y aquellas que realicen servicios de exportación;

(iii) exportar bienes o servicios del desarrollo de las actividades promovidas y/o del desarrollo y aplicación de las mismas en al menos, sobre la facturación total: 4% para las micro empresas, 10% para las pequeñas y medianas empresas y 13% para las grandes empresas. Cuando la actividad promovida fuera la de servicios de exportación, deberán cumplir exclusivamente con los requisitos descriptos en los puntos i) y ii).

4. Se establece un mecanismo de revalidación bienal para las empresas inscriptas (no aplicable para el primer período).

5. En el caso de autodesarrollo de las mencionadas actividades, las cuales se entienden como realizadas por una persona jurídica para su uso propio o de empresas vinculadas societaria y/o económicamente que revistan el carácter de usuario final, la facturación correspondiente se excluye a los efectos del cómputo del porcentaje de facturación exigido para constituir la actividad promovida de software y servicios informáticos y digitales.

6. Respecto de los beneficios del régimen: (i) se elimina el concepto de estabilidad fiscal y es reemplazado por estabilidad de los beneficios que el régimen establece; (ii) se elimina el beneficio de detracción de las contribuciones patronales y se sustituye por un bono de crédito fiscal intransferible por hasta el 70% de las contribuciones patronales con destino al subsistema de la Seguridad Social, efectivamente pagado por empleados afectados a las actividades promovidas, el cual podrá ser compensado con impuestos nacionales devengados con posterioridad a la incorporación al régimen, salvo el impuesto a las ganancias, por 24 meses, prorrogable por 12 meses; (iii) el bono indicado anteriormente podrá elevarse al 80% cuando se trate de nuevas incorporaciones laborales debidamente registradas de mujeres, personas travestis, transexuales y transgénero, hayan o no rectificado sus datos registrales, de conformidad con la Ley N° 26.743, profesionales con estudios de posgrado en materia de ingeniería, ciencias exactas o naturales, personas con discapacidad, personas residentes de zonas desfavorables o provincias de menor desarrollo relativo, personas que, previo a su contratación, hubieran sido beneficiarias de planes sociales, entre otros grupos de interés a ser incorporados a criterio de la autoridad de aplicación, siempre que se supere la cantidad del personal en relación de dependencia oportunamente declarado; (iv) se modifica el beneficio relativo al impuesto a las ganancias, por una reducción respecto del monto total de impuesto en los siguientes porcentajes: 60% para micro y pequeñas empresas, 40% para medianas empresas y 20% para grandes empresas, aplicables para ganancias de fuente argentina y de fuente extranjera, para ejercicios fiscales iniciados con posterioridad a la fecha de inscripción; (v) la no sujeción a retenciones ni percepciones en el impuesto al valor agregado se mantiene únicamente respecto de los beneficiarios que efectúen operaciones de exportación respecto de las actividades promovidas y; (vi) con relación a la deducción de un crédito por los gravámenes análogos efectivamente abonados en el exterior respecto de las ganancias de fuente argentina sin límite alguno.

7. Respecto de los beneficiarios de la ley de software, deberán expresar su voluntad de acceder a este nuevo régimen, a través del sistema, desde el 26 de octubre de 2020 hasta su entrada en vigencia y se los considerará inscriptos desde el 1 de enero de 2020.

8. Se designa al Ministerio de Desarrollo Productivo como autoridad de aplicación.

9. La vigencia de esta ley será desde el 1 de enero de 2020 para los beneficiarios de la ley de software, y desde el 26 de octubre de 2020 para las nuevas empresas.

10. Durante la vigencia de la emergencia pública en materia sanitaria establecida por el Decreto 260/2020 y el aislamiento dispuesto por el Decreto 297/2020 no será exigible la acreditación de los requisitos adicionales y podrá ser diferida por quienes lo requieran por un plazo de 180 días de finalizada dicha situación. Si se opta por esta alternativa, deberá acreditarse la incrementación de la nómina del personal.

En caso de requerir mayor información, no dude en contactarse con Ariadna L. Artopoulos y/o Francisco Altamirano.